Videovigilancia de empleados
Blog

Sistemas de CCTV en los puestos de trabajo

Almas Team

En primer lugar hay que tener en cuenta que al tratar con imágenes de vídeo, tenemos en nuestro poder un dato personal. Entendiendo este como es toda información sobre una persona física a la que podamos identificar de manera directa o indirecta.

Los sistemas de videovigilancia han sufrido toda una revolución en los últimos años; hace apenas una década las cámaras de videovigilancia se limitaban a edificios oficiales, grandes empresas o industrias con una gran capacidad.

Sin embargo, el avance de la tecnología y el aumento del número de fabricantes que desarrollan sistemas de CCTV, ha hecho que los sistemas de un circuito cerrado de televisión estén al alcance de cualquiera, incluso para particulares.

Este auge de la videovigilancia y la proliferación de sistemas de grabación, también ha llevado a que se incurran en muchas infracciones o malas prácticas por parte tanto de empresas como de particulares. Son muchas las dudas que se presentan cuando te planteas instalar cámaras de videovigilancia y normalmente pocos los profesionales capacitados para responder con toda certeza.

Las imágenes en vídeo son datos personales

En primer lugar hay que tener en cuenta que al tratar con imágenes de vídeo, tenemos en nuestro poder un dato personal. Entendiendo este como es toda información sobre una persona física a la que podamos identificar de manera directa o indirecta.

De hecho, cuando la presencia de cámaras de videovigilancia la asociamos a la seguridad de las personas y los edificios, tiene una mejor aceptación por parte de la ciudadanía que cuando su objetivo es el control de empleados o ciudadanos con el fin único de la sanción.

En medio de este contexto, podemos encontrar ciertos criterios comunes que nos pueden ayudar a compaginar los derechos de la empresa y preservar los derechos de los trabajadores.

 

Sistemas de videovigilancia en el lugar de trabajo

Según el artículo 20.3 del Estatuto de los Trabajadores dispone que “el empresario podrá adoptar las medidas que estime más oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por el trabajador de sus obligaciones y deberes laborales, guardando en su adopción y aplicación la consideración debida a su dignidad humana y teniendo en cuenta la capacidad real de los trabajadores…”.

De lo que se desprende que la empresa no necesita el consentimiento expreso de los trabajadores para instalar un sistema de videovigilancia en su empresa, lo que sí que debe hacerse, como veremos más adelante, es informar a los empleados de su existencia.

Por otro lado, hay unos límites que el empresario no sobrepasar por vulnerar los derechos de los empleados, pasando a ser una medida arbitraria o abusiva.Entre los aspectos a tener en cuenta, la medida debe ser:

Idónea: ¿Realmente tiene un fin concreto y preciso? Teniendo en cuenta el grado de impacto de los sistemas de cámaras de vigilancia ¿No podría suplirse con otro sistema menos intrusivo?

Proporcional: ¿Hasta qué punto los sistemas de videovigilancia pueden ejercer el papel de control? Tiene que evitarse las situaciones de abuso del sistema para fines más allá de los propuestos en sus inicios.

 

Informar siempre a los empleados

Como hemos comentado anteriormente, la empresa tiene que informar a los empleados antes de poner en marcha el sistema de CCTV,así como a los sindicatos si la empresa cuenta con representación. Además, es muy importante que se informe desde un medio formal y de carácter laboral, nunca hay que comunicar mediante una conversación hablada o bien por whatsapp ni correos personales.

Junto al comunicado es recomendable, poner a su disposición toda la información del artículo 13 del RGPD[2] y, por último, colocar el cartel de Sistema de videovigilancia, de manera visible.

En definitiva, los juzgados están llenos de sanciones a empresas y particulares por malas prácticas a la hora de querer usar como pruebas imágenes captadas por sistemas de CCTV previamente instalados.

Por ello, se recomienda acudir a profesionales en sistemas de seguridad, que lleven a cabo todo el proceso según la Ley e informen al usuario del uso que puede hacer del sistema.

Compartir