horas de trabajo
Blog

La Jornada Laboral de 8 horas cumple un siglo de historia

Almas Team

Según el profesor de la UB Jordi Ojeda: "Reducir la jornada de 8 a 6 horas, e incluso pasar de dos a tres festivos a la semana, sería viable y un gran revulsivo para la industria del ocio y cultural".

Hoy se cumple un siglo de la jornada de 8 horas, cien años después la jornada laboral sigue siendo un tema controvertido e inmerso en pleno debate a raíz de la nueva ley de fichaje en el trabajo.

 

El 1 de octubre de 1919, España hizo historia al ser el primer país que implantaba la jornada de 8 horas (48 semanales). Todo surgió de una huelga en la famosa central eléctrica ‘La Canadiense’ durante le mes de abril, pese a los cambios tan revolucionarios en la tecnología, las comunicaciones y las formas de productividad, continuamos dedicando mínimo ocho horas al trabajo.

 

Sin embargo, si miramos al resto del mundo son muchas más horas las que se trabajan, exceptuando Europa y Australia, sobretodo en el continente asiático. La Organización Mundial del Trabajo, recomienda jornadas laborales que protejan de la fatiga, que permitan pausas razonables y margen para la vida social de los empleados.

 

El profesor de la Universidad de Barcelona, Jordi Ojeda, publica un estudio según el cual reducir la jornada de 8 a 6 horas, e incluso pasar de dos a tres festivos a la semana, sería viable y un gran revulsivo para la industria del ocio y cultural.

 

Por otro lado, la medida sería algo más compleja cuando hablamos de autónomos y de cómo lidiar con los más de 10.000 convenios laboral que existen actualmente en nuestro país. Los últimos resultados de las encuestas del INE reflejan cómo los españoles están más preocupados por la precariedad laboral que por la duración de las jornada, aunque visto de otro modo, ambas están relacionadas.

 

En lo que somos líderes es en el fenómeno del presentismo, el “no salir antes que el jefe” está muy extendido, a pesar de haberse probado que hacer más horas no significa ser más productivo. En cambio, con la llegada de la revolución digital, el debate se centra más en las nuevas formas de consumo y cómo el sistema actual no está pensado en cubrir las nuevas necesidades de trabajadores y consumidores.

 

Ley de control de la jornada laboral

El pasado 12 de mayo entró en vigor la nueva norma que obligaba a las empresas a controlar la jornada de todos los trabajadores. Según esta: “La empresa garantizará el registro diario de jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada empleado, sin perjuicio de la flexibilidad horaria que se establece en este artículo”.

 

Con ello, se pretende combatir el abuso de horas extra, así como la cantidad de horas no remuneradas, y por lo tanto no cotizadas a la seguridad social. Además, la medida sirve como impulso para que las empresas puedan flexibilizar las jornadas, sin perder el control de las horas trabajadas por cada uno de los empleados.

 

Gracias a la tecnología, soluciones como las B+MANAGER, permiten marcar el fin e inicio de la jornada de manera remota, es decir, fuera de la oficina. De este modo, se fomenta la conciliación y el grado de satisfacción en los puestos de trabajo.

 

Si bien la norma no indica qué tipo de sistema debe registrar las horas trabajadas, sí que apunta que el medio empleado tiene que ser fiable y no manipulable. De hecho, lo más recomendable es implantar técnicas como los sistemas biométricos mediante huella dactilar, donde la identidad de la persona es intransferible y más cómodo para los usuarios al no tratarse de llaveros, tarjetas o tags que son fáciles de perder y olvidar.

 

¿Necesitas más información sobre sistemas biométricos?

Nuestro equipo se pondrá en contacto para valorar sus necesidades y ofrecerle la mejor solución.

Compartir