Acceso a hoteles
Blog

La biometría: un sistema seguro, fiable e intransferible.

Almas Team

En un sector donde la competencia cada vez es mayor, la optimización de recursos y la adecuada gestión de servicios son primordiales para alcanzar altos estándares de calidad.

El sector hostelero es uno de los principales motores económicos de nuestro país. Las principales ciudades españolas reciben a miles de turistas cada año, convirtiendo a nuestro país en uno de los destinos más solicitados de Europa y del mundo.

El sector de la hostelería depende en gran medida de proporcionar un servicio de gran calidad al cliente creando una experiencia única e inolvidable. Muchos hoteles ya no son solo espacios para descansar, sino negocios multifuncionales que ofrecen una amplia variedad de servicios: restaurantes de alto standing, centros de salud primaria y gimnasios, salas de reuniones, servicios de lavandería, guarda equipaje, servicios de conserjería, opción de animación y niñera, servicios exclusivos a negocios. Muchos hoteles también incluyen celebraciones de bodas y eventos privados.

 

Para ofrecer una gama tan amplia de servicios, los hoteles emplean a una gran cantidad de personal, incluido empleados externos y de empresas de trabajo temporal. Incluso los hoteles más modestos necesitarán personal que irá variando según la temporada para cubrir la gestión de todos las áreas, asegurando que los clientes reciben un nivel de atención óptimo. Por lo tanto, establecer un sistema de almacenamiento de datos de cada uno de los empleados que sea seguro, fiable y duradero en tiempo puede llevar mucho tiempo. Los métodos tradicionales basados ​​en papel a menudo son propensos a errores y manipulaciones, además de ser un desperdicio en términos de recursos y ecología.

 

Un sistema que almacena, gestiona y optimiza los RRHH de tu negocio

La agitada actividad de un hotel, que se basa en satisfacer las necesidades de los clientes las 24 horas del día, significa que el personal a menudo trabaja en diferentes turnos durante todo el día. En ocasiones, los empleados puede intercambiar turnos o llamar por teléfono si uno puede estar enfermo sin previo aviso. Un sistema basado en papel no siempre es la mejor medida para este tipo de cambios e imprevistos, por ello es recomendable un sistema versátil, personalizable y que permita rectificaciones y modificaciones por parte del gestor del sistema.

 

Una forma mucho más práctica de controlar la jornada laboral de los empleados y así como los accesos a los diferentes espacios de los hoteles son los sistemas biométricos. Estas soluciones permiten identificar y verificar si las personas que van a acceder a un determinado espacio está autorizada a través de un escáner de huellas dactilares. Una vez registrados todos los usuarios en una base de datos a la que solo el responsable tiene acceso, los empleados no solo pueden registrar su entrada y salida de su turno, sino también el cómputo total de las horas reales trabajadas en el hotel. ¿Por qué la biometría es la mejor solución para el control de los accesos y gestión de las jornadas de los empleados?

 

Los sistemas basados ​​en papel, ya sea un excel con plantillas para firmar las asistencia, sellos o tarjetas, terminan por resultar costosos en términos de papel, tinta y consumo de energía. El cambio a un sistema sin papel como el escáner de huellas dactilares puede ayudar a hacer una contribución pequeña pero significativa. Los empleados ya no tienen que llevar una tarjeta o un mando todo el tiempo, y no hay riesgo de que se pierdan, se roben o se manipulen.

 

Como cada persona tiene un dibujo único de huellas dactilares, es imposible falsificar la identidad en un escáner de huellas digitales. Las garantía de las huellas es que no se pueden prestar, perder, robar, duplicar u olvidar. Los sistemas de asistencia de huellas digitales son flexibles, lo que significa que los gerentes pueden agregar, eliminar o suspender el acceso al hotel en cualquier momento con un solo clic. Esto mejora la seguridad para el personal y los huéspedes, tan valorada para turistas que visitan un país del extranjero.

 

El control de la jornada laboral ya no será un problema

 

Los departamentos de recursos humanos han cuantificado en miles de euros los costes de los retrasos del personal o los momentos de descanso excesivo. También contribuyen a la pérdida de millones de euros las ausencias no justificadas de sus empleados. Al usar un sistema de control de asistencia por huellas dactilares, hacer un seguimiento del tiempo trabajado y las ausencias de los empleados es muy fácil y su efecto no es otro que aumentar la productividad general y disminuir el ausentismo.

 

Otra ventaja de los sistemas biométricos de huellas dactilar es que se pueden usar para la gestión de proyectos en concreto. En caso de tener personal desplazado o subcontratado, la monitorización de las entradas y salidas de la jornada registra de manera certera las horas que dedica cada empleado, incluso si este tiene que desplazarse. Los gerentes de hoteles pueden ver exactamente quién está en cada área y en qué momento ha accedido a ella, y no pierden tiempo revisando manualmente hojas de horas de papel.

 

En caso de errores de la inserción de datos, o en el momento de marcar una entrada o salida, estos se pueden eliminan desde el software, ya que los datos de asistencia son registrado al instante por el sistema, pero desde el software de gestión pueden rectificarse siempre que se tengan los permisos adecuados. Por lo tanto, terminar con problemas de absentismo y el control del personal que trabaja más horas que las marcadas en sus turnos asignados, ahora es muy fácil de abordar y gestionar. Además, los cálculos de nómina se pueden ser mucho más ágiles, ahorrando costes y reduciendo el tiempo que se emplea en hacer estas variaciones al estar todas estas tareas informatizadas.

Compartir